Imagen Prensa

Pardela Balear, una especie endémica amenazada

Viernes, 8 Julio, 2016
Pardela Balear, una especie endémica amenazada

La pardela balear (Puffinus mauretanicus) es el único ave marina endémica de España. Hasta hace poco era considerada una subespecie de la mucho más extendida pardela mediterránea. Se caracteriza por tener un cuerpo de tamaño mediano y de color pardo que cambia a color crema en la zona del vientre y en la parte interior de sus alas. También se han observado ejemplares con el vientre de tonos más blancos o más grises que el patrón normal, pero no se han encontrado diferencias apreciables entre sexos ni edades.

Esta especie endémica solo cría en las islas Baleares, pero en sus desplazamientos puede llegar hasta el Atlántico y el Cantábrico. Durante su periodo reproductor puede observarse en aguas del Mediterráneo occidental y del Atlántico este, por lo que es posible verla durante su invernada en aguas francesas, inglesas e incluso cerca del mar del Norte. También puede invernar en aguas del noroeste de África. 

El periodo reproductor de la pardela se extiende de febrero a junio y se produce en el archipiélago balear, sobre todo en la isla de Formentera. Esta ave marina se alimenta en grupo y consume tanto pequeños peces como calamares que apresa buceando en el agua. Durante los periodos de cría y muda se alimenta de descartes pesqueros, mientras que durante la invernada consume únicamente presas vivas.   
 
En la actualidad la pardela balear es una especie de gran importancia para la biodiversidad ya que se considera un indicador de la salud medioambiental del mar Mediterráneo. Aunque también se trata de una especie muy amenazada, con una población en torno a las 3.000 parejas reproductoras. Al tratarse de una especie longeva con bajo número de pollos por año, resulta muy sensible a la mortalidad originada por causas no naturales.
 
Otra de las causas relacionadas con el declive de la especie se conecta con la actividad pesquera. Por un lado, por llevar a cabo la pesca con palangres y por la sobrecaptura de algunas especies de las que se alimentan estas aves. Y por otro, por los paros biológicos en la actividad pesquera durante el periodo de cría, que pueden provocar una bajada en la productividad de las colonias debida a la ausencia de descartes pesqueros. 
 
Debido a estos peligros, la pardela balear se incluye en el Libro Rojo de las aves de España (2004) como “en peligro crítico” y aparece como “en peligro de extinción” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Por esta razón, con el objetivo de cooperar en la mitigación del declive de la especie, la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, con el apoyo de la Universidad de Valencia y Barcelona, llevan a cabo diferentes proyectos que se encargan de medir las tasas de mortalidad causadas por las artes de pesca  y modificar estos procedimientos para ayudar en la recuperación de la especie.

Asimismo, con la base del proyecto LIFE IBA Marinas que desarrolló SEO/Birdlife en el marco de proyecto LIFE INDEMARES, que coordinó la Fundación Biodiversidad, se han declarado 39 Zonas de Protección para la Aves que van a permitir una mejor protección de las aves marinas y en concreto de nuestra amenazada pardela balear.
 

El 22 de abril se celebra el Día de la Madre Tierra.

La Fundación Biodiversidad se suma a la celebración del Día Internacional de la ...

22 de Abril 2017

Hoy se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra, que sirve para recordarnos la responsabilida ...

El MAPAMA ha presentado la iniciativa 'Muévete #PorElClima' para fomentar una movilidad urbana sostenible.

Apoyo a una iniciativa para fomentar una movilidad urbana sostenible

21 de Abril 2017

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha puesto en marcha la iniciativ ...