fundación Biodiversidad

Imagen Prensa

Los humedales, fuente de vida y un ecosistema clave para la conservación de la biodiversidad

Tuesday, 2 February, 2021

Desde la Fundación Biodiversidad nos sumamos a la celebración del Día Mundial de los Humedales, una fecha que conmemora la firma, el 2 de febrero de 1971, del Convenio de Ramsar, del que se cumplen ahora 50 años, y que se celebra este año bajo el lema “Los humedales y el agua”.

Los humedales se encuentran entre los ecosistemas más complejos, productivos y dinámicos, aunque también más frágiles, del planeta. Nos suministran agua y alimentos, ayudan a mitigar los efectos del cambio climático, contribuyen a controlar las inundaciones, a atenuar las sequías, a proteger la costa y a filtrar el agua, entre otros servicios. Además, mejoran la calidad del aire, proporcionan materias primas y recursos genéticos para medicinas y energía hidroeléctrica.

Estos espacios son fundamentales para la conservación de la biodiversidad. El 40 % de las especies del mundo viven en humedales y cada año se descubren 200 especies nuevas de peces solo en los humedales de agua dulce.

La pérdida y degradación de los humedales se debe, en gran parte, a los cambios en el uso de la tierra y del agua, así como al cambio climático. Se han perdido casi el 90 % de los humedales existentes en el planeta desde el siglo XVIII, aunque el ritmo de desaparición se aceleró especialmente a partir del siglo XX, coincidiendo con la mejora de las capacidades tecnológicas. De hecho se estima que entre 1970 y 2015 los humedales se redujeron en aproximadamente un 35 % (una tasa tres veces superior a la de pérdida de bosques).

Los humedales sostienen la economía, pues proporcionan más de mil millones de empleos y servicios. También nos protegen de los desastres naturales, pues casi el 75 % de ellos están relacionados con el agua. Además, los humedales costeros protegen a las comunidades locales de las tormentas, y cada hectárea de humedal continental absorbe más de 13,5 millones de litros de aguas en inundaciones.

Además, actúan frente al cambio climático: los manglares, turberas, marismas saladas y praderas marinas son algunos de los ecosistemas más eficaces para absorber y almacenar carbono.

En la actualidad, cuando se cumplen 50 años de la promulgación del Convenio Ramsar, 75 humedales españoles han sido incluidos en esta Lista y declarados, por tanto, de Importancia Internacional, siendo España el tercer país del mundo en número incluidos en la Lista Ramsar, solo por detrás de Reino Unido y México, lo que demuestra el fuerte compromiso de nuestro país con las tareas de conservación de estos ecosistemas.

Desde la Fundación Biodiversidad llevamos apoyando iniciativas para la conservación de los humedales y de las especies que habitan en ellos desde nuestros inicios, para lo que hemos destinado más de 2,5 millones de euros a más de 50 proyectos, de los que 7 están en ejecución actualmente.

“Gestión y restauración de humedales mediterráneos como sumideros de carbono” es un proyecto que está desarrollando la Fundación Global Nature y que pretende establecer pautas para que estos espacios funcionen como sumideros de carbono, manteniendo su integridad ecológica, funcionalidad y prestando los servicios propios de un ecosistema sano. Además, pretende maximizar la capacidad sumidero mediante acciones prácticas de gestión, demostrando que dicho manejo está alineado con la conservación de la biodiversidad.

Por otro lado, el Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA) estudia la contaminación por microplásticos en el Parque Natural del Delta del Ebro, donde no hay estudios sobre su disponibilidad para los organismos y las campañas de concienciación están centradas en macroplásticos. Luego, estudiar la tipología de micropartículas es imprescindible para evaluar su impacto sobre la biodiversidad.

La Sociedad Española de Ornitología, por otra parte, desarrolla la Estrategia para la Conservación del escribano palustre en España, dado que las dos subespecies nidificantes en España se encuentran catalogadas como En Peligro de Extinción en el Catálogo Español de Especies Amenazadas por lo que es urgente diagnosticar su población y conocer su viabilidad y la conectividad entre poblaciones. Además, estando todos los humedales en los que se reproduce actualmente incluidos en la Red Natura 2000, se hace necesario elaborar las directrices de gestión para trabajar a escala local e incluirlas en la redacción de los Planes de Gestión de estos espacios y de aquellos en los que se ha extinguido recientemente, así como en los Planes de Cuenca que abarquen.

Identificadas cerca de 2.000 especies en espacios marinos protegidos del este de ...

04 de Marzo 2021

Un estudio, liderado por el Instituto Español de Oceanografía (IEO) en el marco del proyecto LIFE IN ...

En el quinto desayuno informativo LIFE SHARA se han presentado casos prácticos de adaptación al cambio climático en España.

El MITECO presenta un miniportal web centrado en casos prácticos de adaptación a ...

03 de Marzo 2021

La directora de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC), Valvanera Ulargui, ha presentado est ...