fundación Biodiversidad

Biodiversidad Terrestre

Estudio para la conservación de rapaces nocturnas con tendencias poblacionales regresivas: la lechuza común y el mochuelo europeo

Brinzal_Mochuelo_CA19

Durante los próximos dos años, Brinzal llevará a cabo el proyecto ‘Estudio de los factores limitantes y construcción de un modelo espacial predictivo para la conservación de rapaces nocturnas con tendencias poblacionales regresivas: la lechuza común y el mochuelo europeo’, que cuenta con el apoyo de Fundación Biodiversidad, a través de sus convocatorias de ayudas.

La iniciativa se enfoca en estas dos especies de rapaces nocturnas ligadas a los medios agrarios, que experimentan una acelerada regresión en sus poblaciones en el centro peninsular debido, sobre todo, a la intensificación agrícola. La asociación madrileña señala que el censo de lechuza común en 2018 mostraba una población estimada de 25 a 34 parejas, lo que supone una disminución cercana al 70 % en los últimos 20 años. Por su parte, en cuanto a la población de mochuelo europeo, hace una década se estimó en un 40 % el descenso de esta población en España.

Es por ello que el proyecto, que se llevará a cabo en la Comunidad de Madrid y en distintas provincias de Castilla-La Mancha y Castilla y León, tiene como objetivo optimizar los esfuerzos de conservación de estas rapaces nocturnas mediante la identificación de los factores limitantes implicados en la regresión de sus poblaciones.

De esta forma, se pretende conocer cómo influye el hábitat ocupado a nivel fisiológico y reproductor, así como determinar las áreas óptimas para el establecimiento y supervivencia de la lechuza común (Tyto alba) y el mochuelo europeo (Athene noctua). Tras esto, se busca establecer una serie de directrices que puedan ser aplicadas tanto a la conservación in situ de estas aves rapaces, como al diseño de una nueva redacción de la Política Agraria Común (PAC), actualmente en preparación, atendiendo a nuevos criterios ambientales basados en estudios sobre el declive de estas y otras especies.

Por todo lo anterior, se caracterizará cualitativa y cuantitativamente los lugares elegidos por las especies para reproducirse en diferentes zonas. Estudiando, en el caso de la lechuza común, el uso que hacen del territorio los machos reproductores. Además, se realizará un estudio comparativo de parámetros fisiológicos y biológicos en parejas reproductoras y sus pollos en diferentes hábitats.

Con los resultados obtenidos de esta investigación, se persigue construir modelos predictivos que permitan conocer las áreas favorables para la conservación de ambas especies.

Estado: 
Abierto
Año Inicio: 
2020
Año fin: 
2021
Entidad ejecutora: 
Brinzal
Ámbito ampliado: 
Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León