fundación Biodiversidad

Imagen Interna Global

El MITECO presenta al programa LIFE de la Comisión Europea un proyecto para implicar a la sociedad en el impulso de cambios en los estilos de vida para recuperar la naturaleza y mejorar la salud

A través de la Fundación Biodiversidad, contará con cuatro socios

El MITECO presenta al programa LIFE de la Comisión Europea un proyecto para implicar a la sociedad en el impulso de cambios en los estilos de vida para recuperar la naturaleza y mejorar la salud

  • El proyecto, que tendría una duración de 5 años, comenzaría en enero de 2022 y cuenta inicialmente con un presupuesto de 3,8 millones de euros, de los cuales el 45% estaría cofinanciado por la Comisión Europea
  • El proyecto cuenta con 4 socios, el Ministerio de Consumo, el Organismo Autónomo Parques Nacionales a través del Centro Nacional de Educación Ambiental, la Agencia EFE y SEO/Birdlife
  • Uno de los objetivos es lograr que el 15% de la población española sea más consciente y haya iniciado, o contemple hacerlo, un cambio de hábitos de consumo hacia un modelo más sostenible

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Fundación Biodiversidad, ha presentado al programa LIFE de la Comisión Europea, el proyecto “LIFE Cambiar los estilos de vida para recuperar la naturaleza”,  que coordinará la Fundación Biodiversidad y que contará con cuatro socios, el Ministerio de Consumo, el Organismo Autónomo Parques Nacionales, a través del Centro Nacional de Educación Ambiental, la Agencia EFE y  SEO/BirdLife.

El proyecto, en caso de ser aprobado por la Comisión Europea, comenzaría en enero de 2022, con una duración de cinco años y un presupuesto de 3,8 millones de euros, cofinanciado al 45% por la Comisión Europea.

El objetivo general del proyecto es impulsar estilos de vida y de consumo más sostenibles en los sectores de la alimentación, el ocio y el turismo, que fomenten la conservación y recuperación de la biodiversidad y mejoren la salud y bienestar de la sociedad. La propuesta está totalmente alineada con el Pacto Verde Europeo y la Estrategia de Biodiversidad de la Unión Europea hasta 2030.

En las últimas semanas esta propuesta ha estado abierta a la participación pública y se han recibido 70 aportaciones y 15 cartas de apoyo durante el tiempo que ha permanecido publicada.

Se pretende conseguir que el 15 % de la población española sea más consciente y haya iniciado o contemple hacerlo, en el corto plazo, un cambio de hábitos de consumo hacia un modelo más sostenible y alineado con la salud. La crisis generada por el COVID-19 nos ha obligado a replantearnos nuestros modelos de vida y ha mostrado cómo una elevada presión humana sobre los ecosistemas puede acabar en una pandemia, así como el papel esencial que juega la naturaleza en nuestro bienestar y salud. En el contexto post COVID-19, es necesario proteger y recuperar la naturaleza para tener sociedades resilientes y sanas y para que ocupe un papel central en el plan de recuperación de la Unión Europea.

GRAN IMPACTO SOBRE LA BIODIVERSIDAD
Nuestro actual modelo de vida se ha demostrado altamente insostenible y conlleva un grave impacto sobre la biodiversidad. Los ecosistemas se deterioran en todo el mundo como consecuencia de la actividad humana, primando la economía frente a los ecosistemas. Esta pérdida de biodiversidad está interconectada y afectada por el cambio climático, por lo que son imprescindibles acciones integradoras.

En este sentido, mediante este proyecto se pretende reintegrar la naturaleza en nuestras vidas y realizar cambios transformadores. Los estilos de vida, foco central del proyecto, representan los valores y los comportamientos sociales que marcan las decisiones y hábitos de  consumo. Frente al unánime consenso sobre la importancia de cambiar nuestro estilo de vida, es importante abordar cómo combinar el bienestar con el respeto a la naturaleza.

Para ello, esta propuesta persigue seis objetivos principales: mejorar la producción, la accesibilidad y la información de los productos y servicios más sostenibles para todos los grupos sociales; concienciar y sensibilizar sobre estilos de vida sostenibles, fomentar la reconexión con la naturaleza y sus vínculos con el bienestar y la salud; identificar barreras y oportunidades y promover medidas en políticas sectoriales que integren y fomenten estilos de vida sostenibles y coordinar las políticas que los impulse; fomentar la gobernanza, la cooperación y capacitar a los diferentes agentes (administraciones, formadores, comunicación y marketing, etc…) en sostenibilidad; mejorar el conocimiento, impulsar las experiencias previas exitosas y analizar los factores para impulsar a mayor escala cambios de estilos de vida, y asegurar la continuidad, la transferencia y la replicabilidad de los resultados del proyecto a otros sectores y colectivos.

ESPECIAL ATENCIÓN A ASPECTOS DE IGUALDAD Y DE GÉNERO
De manera transversal, el proyecto tiene un enfoque orientado a aspectos relacionados con la transición justa, prestando especial atención a colectivos desfavorecidos y a aspectos de igualdad y de género.

Para ello, se mejorará el conocimiento, la concienciación y la sensibilización de los ciudadanos sobre estilos de vida sostenibles. Se hará de forma directa sobre más de 30.000 ciudadanos y de forma indirecta sobre 100.000. Se capacitará a 6.000 profesionales a través de cursos y seminarios con el objeto de que transfieran el conocimiento. Se formará también a 4.500 empleados de 90 empresas y se pondrá en marcha un programa de voluntariado para más de 26.000 personas. Además, se promoverá un Sistema de reconocimiento de la sostenibilidad del turismo en la Red Natura 2000 para lograr que se adhieran empresas y espacios turísticos.

Finalmente esta propuesta pretende mejorar la información y la comunicación sobre los beneficios que genera la biodiversidad y la adopción de estilos de vida sostenibles y saludables a todos los  ciudadanos a través de diferentes canales de comunicación.

Martes, 21 Julio, 2020