fundación Biodiversidad

Imagen Interna Global

Estudio de los factores limitantes y construcción de un modelo espacial predictivo para la conservación de rapaces nocturnas con tendencias poblacionales regresivas: la lechuza común y el mochuelo europeo

Brinzal_2019_Lechuza-en-vuelo
  • El proyecto contribuye a la optimización de esfuerzos de conservación en la recuperación de las poblaciones de lechuza común (Tyto alba) y mochuelo europeo (Athene noctua).
  • Estas aves rapaces nocturnas dependientes de los entornos agrícolas están experimentando una acelerada regresión en sus poblaciones en el centro de la Península Ibérica debido, sobre todo, a la intensificación de la actividad agrícola.
  • Se han estudiado diferentes parámetros del hábitat para determinar cuáles son los principales factores limitantes implicados en la regresión de las poblaciones de estas dos especies.
  • La asociación Brinzal ha remitido directrices y medidas adecuadas para la conservación de las especies, con el objetivo de que se tengan en cuenta en la ejecución de políticas públicas relacionadas con entornos agrarios, como la Política Agraria Común (PAC).

Proyecto

Línea estratégica: 
Estado: 
Cerrado
Año de ejecución: 
2021

Antecedentes

La lechuza común (Tyto alba) y el mochuelo europeo (Athene noctua), dos especies de aves rapaces nocturnas unidas a los medios agrarios, están experimentando una acelerada regresión en sus poblaciones en el centro de la Península Ibérica debido, sobre todo, a la intensificación agrícola. Los datos de la asociación Brinzal del censo de lechuza en 2018 muestran una población estimada de solo 25-34 parejas, lo que significa una disminución cercana al 70 % en los últimos 20 años, a pesar de los esfuerzos de refuerzo de dicha entidad llevados a cabo durante este período. Por otro lado, hace una década se estimó en un 40 % el descenso del mochuelo en España.

Conociendo la causa principal de este declive, resulta vital optimizar los esfuerzos dedicados a la conservación de estas especies, estableciendo unos criterios válidos, así como las áreas óptimas de aplicación de los mismos. Además, la entidad señala una necesidad urgente en la adaptación de la condicionalidad de la Política Agraria Común (PAC) a nuevos criterios ambientales basados en estudios que establezcan los factores limitantes para estas especies en declive.

Objetivos

El objetivo general del proyecto ha sido la optimización de los esfuerzos de conservación en la recuperación de las poblaciones de lechuza común y mochuelo europeo.

En esta línea, los objetivos específicos han sido los siguientes:

  • Identificar los factores limitantes implicados en la regresión de las poblaciones de estas dos especies.
  • Conocer las áreas óptimas para el establecimiento y supervivencia de estas dos especies, optimizando los esfuerzos de conservación.
  • Conocer la forma en que el hábitat ocupado influye en parámetros fisiológicos y reproductores de ambas especies.
  • Obtener directrices para su aplicación en la conservación in situ de estas especies y en el diseño de la Política Agraria Común.

Acciones

  • Caracterización de los hábitats de reproducción de ambas especies: se han estudiado diferentes variables, como la cantidad de vegetación y de infraestructuras o la presencia de depredadores en un radio determinado dentro de sus territorios, para, posteriormente, determinar cómo estas variables afectan a ambas especies. La actividad se completó con la instalación de 50 cajas nido de madera y su posterior revisión periódica para detectar la posible ocupación por parte de parejas reproductoras de lechuza común.
  • Estudio comparativo de parámetros fisiológicos y biológicos en parejas reproductoras y sus pollos en diferentes hábitats: se han tomado índices corporales y muestras biológicas de parejas reproductoras y sus pollos para conocer determinados parámetros relacionados con el estrés, agudo y crónico, de estas aves.
  • Construcción de un modelo predictivo que permita conocer las áreas favorables para la conservación de ambas especies: se ha llevado a cabo un análisis estadístico a partir de los datos recopilados del trabajo de campo y de la toma de muestras de los ejemplares capturados. Este análisis ha permitido interrelacionar los parámetros reproductivos y los relativos al hábitat, y como resultado se han caracterizado un total de 34 territorios que suponen más de 6.800 hectáreas.
  • Transferencia de información a entidades públicas y privadas implicadas en la conservación de estas especies: la entidad ha presentado una serie de directrices sobre la elección de hábitats en actuaciones de conservación de la lechuza común y el mochuelo europeo, así como medidas adecuadas para la conservación de especies ligadas a medios agrarios. En concreto, estas directrices y medidas han sido trasladadas a la Subdirección General de Planificación de Políticas Agrarias del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, con la finalidad de que sean tenidas en cuenta en el Plan Estratégico de la Política Agraria Común (PEPAC) y en el Estudio Ambiental Estratégico del PEPAC. También se ha enviado la información a las autoridades competentes en materia de recursos naturales y biodiversidad de la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Patrimonio Nacional.
  • Divulgación y comunicación del proyecto a través de diferentes materiales: un video divulgativo, charlas y jornadas online, publicaciones en redes sociales, un acto final de presentación de resultados…

Resultados

El proyecto ha cumplido en términos generales con sus objetivos. En general, la investigación ha podido constatar que las aves rapaces nocturnas ligadas a medios agrarios están experimentando una acelerada regresión en sus poblaciones del centro peninsular debido, sobre todo, a la intensificación agrícola, que disminuye drásticamente la biodiversidad.

En el caso de la lechuza común, se han obtenido 94 muestras biológicas válidas de 50 individuos, 43 pollos y 7 adultos, y se ha caracterizado el hábitat de 18 territorios en total. Los resultados obtenidos indican que la presencia de lechuza es mayor en áreas agrícolas y de cultivo, aumentando la probabilidad de dicha presencia cuando el hábitat es heterogéneo y donde buena parte del paisaje está ocupado por lindes, zonas de vegetación natural y ausencia de carreteras. Además, los parámetros relacionados con el sistema inmunológico, el peso y el estrés mejoran sus valores cuando el hábitat presenta vegetación natural, por lo que, cuanto mayor es la superficie de cultivo y de vegetación natural en un territorio, mejor es la condición física de los pollos criados en ese territorio. Por el contrario, su supervivencia se ve comprometida con el aumento de carreteras secundarias y con la presencia de ciertos depredadores como el azor común (Accipiter gentilis), el búho real (Bubo bubo) y el cárabo común (Strix aluco).

Respecto al mochuelo europeo se han caracterizado 16 territorios y se han tomado muestras a 10 individuos. Se ha podido corroborar que la condición corporal de la especie parece estar relacionada positivamente con la cantidad de micromamíferos presentes en el territorio; no obstante, la abundancia de carnívoros en el territorio, así como la longitud de las carreteras del entorno, tienen un efecto negativo en el peso de la especie. Del mismo modo, los datos indican que la presión depredatoria intensa parece estar asociada a unos niveles muy elevados de estrés crónico en los individuos.

Por otro lado, Brinzal destaca que tanto la lechuza común como el mochuelo europeo son aves rapaces nocturnas que dependen fundamentalmente de los entornos agrícolas, de modo que las políticas públicas en esta materia, como la Política Agraria Común (PAC), tienen una importancia trascendental en su conservación. Por este motivo, los resultados y conclusiones de este proyecto han sido transferidos a diversos organismos públicos. Entre ellos se encuentra el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que ha recibido, por parte de la entidad, alegaciones en el proceso de información pública de la versión inicial del Plan Estratégico de la Política Agraria Común (PEPAC) y del Estudio Ambiental Estratégico del PEPAC, y en cuyo texto se recogen las conclusiones del proyecto.

Finalmente, se destaca que la entidad ha llevado a cabo una buena labor de difusión de actividades y resultados ligados al proyecto. Las publicaciones en las redes sociales han logrado alcanzar a más de 160.000 personas, y se han realizado más de 1.000 visualizaciones de las charlas divulgativas impartidas online y más de 600 visualizaciones del video divulgativo.

Entidad beneficiaria

Recursos del proyecto