fundación Biodiversidad

Imagen Interna Global

Miera, conservación de la montaña cantábrico-burgalesa

Río Miera, FNYH, Convocatoria de ayudas
  • El proyecto ha contribuido a la conservación y la restauración de diferentes espacios Red Natura 2000 en el área limítrofe cántabro-burgalesa, incluyendo las Zonas Especiales de Conservación (ZEC) “Río Miera”, “Montaña Oriental” y “Dunas del puntal y Estuario del Miera” y el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) “montes de Valnera”.
  • Las labores de restauración posibilitaron la plantación de más de 4.000 árboles de especies autóctonas como los serbales, abedules y hayas, la eliminación de más de 15.000 kilogramos de especies invasoras y la retirada de 2.450 kilogramos de residuos alrededor de los diferentes hábitats alrededor del río Miera.
  • Se llevó a cabo el seguimiento de especies incluidas en la Directiva Hábitats como son el ciervo volante europeo (Lucanus cervus) o el caballito del diablo (Coenagrion mercuriale), ambas catalogadas como “casi amenazadas” por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).
  • La iniciativa ha fomentado a razas autóctonas y tradicionales de ganado, como las ovejas carranzanas y los caballos losinos, catalogadas en peligro de extinción.

Proyecto

Línea estratégica: 
Estado: 
Cerrado
Año de ejecución: 
2020

Antecedentes

Los proyectos que desarrolla la Fundación Naturaleza y Hombre desde hace años han tenido el objetivo de conservar el patrimonio y los espacios naturales protegidos, así como de colaborar en la restauración de ecosistemas y en la recuperación de especies amenazadas de flora y fauna silvestres.

Este proyecto ha llevado a cabo acciones de conservación en los siguientes espacios Red Natura 2000: las Zonas Especiales de Conservación (ZEC) “Río Miera”, “Montaña Oriental” y “Dunas del puntal y Estuario del Miera” y en el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) “Montes de Valnera”, contribuyendo a la Directiva Hábitats y a la mejora de especies prioritarias para el Plan Estratégico del Patrimonio Natural de la Biodiversidad. También ha pretendido mejorar el estado de conservación del medio, mediante el uso de razas autóctonas en peligro de extinción y en desuso, así como la mejora de la superficie de los hábitats naturales y el estado demográfico de las especies de interés de la cuenca hidrográfica del río Miera. Asimismo, estas acciones se han acompañado de un plan de comunicación para divulgar los valores naturales del paisaje y territorio como pilares fundamentales, implicando a la población local y a los agentes sociales vinculados al territorio.

Objetivos

El objetivo general de este proyecto ha sido el desarrollo de acciones de conservación y restauración en espacios Red Natura 2000 en el área limítrofe cántabro‐burgalesa, mejorando la conectividad de la cuenca del río Miera.

Los objetivos específicos han sido los siguientes:

  • Restauración del hábitat costero de la isla de Santa Marina y recuperación del brezal seco atlántico costero (Erica vagans) en dicho hábitat.
  • Mejora del hábitat del bosque ripario en el río Miera, incluyendo los bosques aluviales de Alnus glutinosa y Fraxinus excelsior y los bosques-galería de Salix alba y Populus alba.
  • Restauración del hábitat de bosque montano, formado por hayedos acidófilos atlánticos con sotobosque de Ilex y de Taxus.
  • Seguimiento de las reservas entomológicas con especies incluidas en la Directiva Hábitats, como son el ciervo volante europeo (Lucanus cervus) o el caballito del diablo (Coenagrion mercuriale), ambas catalogadas como “casi amenazadas” por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y de “interés especial” a nivel nacional.
  • Seguimiento y erradicación de especies exóticas invasoras en los Espacios Red Natura 2000.
  • Seguimiento del salmón (Salmo salar) y otras especies en el río Miera dentro de la Directiva Hábitats.
  • Fomentar el uso de razas autóctonas tradicionales catalogadas en peligro de extinción para la conservación de hábitats mediante la gestión silvopastoral (suelta del ganado para que paste y evitar así que determinadas áreas no se vean afectadas por incendios).

Acciones

  • Promover la conectividad ecológica de la cuenca del río Miera utilizando mecanismos a través de las escalas para ictiofauna (conjunto de especies de peces que habitan en una misma región biogeográfica), para demostrar la desfragmentación de hábitats con especies clave, como la anguila y el salmón. Para ello se llevó a cabo un seguimiento de la migración de salmones y truchas, se eliminaron 320 kilogramos de residuos de las escalas del río y se llevó a cabo un reforzamiento de poblaciones de anguila.
  • Restauración del hábitat de bosque montano en la Zona Especial de Conservación (ZEC) “Montaña Oriental” y en el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) “Montes de Valnera”, para contribuir a la elaboración de estrategias de conservación de hábitats así como de especies amenazadas y/o en peligro de extinción. La restauración incluyó la plantación de un total de 2.600 árboles y la reposición de 1.410 marras, la mayoría de especies como: Fagus Sylvatica, Betula alba, Sorbus aucuparia y Fraxinus excelsior.
  • Restauración del brezal costero (Erica vagans) para contribuir a la restauración y conservación de los hábitats naturales de interés comunitario.
  • Seguimiento de las especies ciervo volante europeo (Lucanus cervus) y caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) en las reservas entomológicas del Parque fluvial de la Regata y Rubalcaba.
  • Mejora del hábitat de bosque ripario en el ZEC “Río Miera” y contribución a la mejora del estado ecológico de los tramos fluviales (algunos de ellos potenciales para la Red Nacional de Reservas Fluviales), mediante la retirada de un total de 2.450 kilogramos de residuos alrededor del río Miera.
  • Seguimiento de los espacios Red Natura 2000 a través de mecanismos de vigilancia, para la prevención de la entrada y erradicación de hasta 15.310 kilogramos de especies exóticas invasoras como la chilca (Baccharis halimifolia) y el plumero (Cortaderia selloana).
  • Fomentar razas autóctonas tradicionales catalogadas en peligro de extinción, como las ovejas carranzanas y los caballos losinos, para la gestión silvopastoral en fincas con Acuerdos de Custodia del Territorio, cubriendo hasta 73 hectáreas. La gestión silvopastoral consiste en la suelta del ganado en una determinada finca para que pueda pastar y evitar así que estas áreas no se vean afectadas por incendios, fenómenos muy recurrentes en esta zona.
  • Divulgación y comunicación del proyecto.

Resultados

Gracias al proyecto se ha dado continuidad a las labores de conservación del entorno del río Miera, trabajando en sus diferentes hábitats y especies amenazadas.  Entre los principales hitos se destaca la plantación de más de 4.000 árboles de especies autóctonas como los serbales, abedules y hayas, la eliminación de más de 15.000 kilogramos de especies invasoras y la retirada de 2.450 kilogramos de residuos alrededor del río Miera.

Por un lado, se ha contribuido a la mejora de los hábitats de ribera mediante la plantación de 1.509 ejemplares de la especie autóctona Erica vagans, la eliminación de especies exóticas invasoras como la chilca (Baccharis halimifolia) y el plumero (Cortaderia selloana) y la recogida de residuos. Se ha realizado también el seguimiento en las reservas entomológicas de Ceceñas y Rubalcaba del ciervo volante (Lucanus cervus) y el caballito del diablo (Coenagrion mercuriale).  

En el hábitat montano, se ha llevado a cabo la plantación de 4.010 árboles y la gestión silvopastoral de las fincas con acuerdos de Custodia del Territorio a lo largo de 73 hectáreas mediante el uso de razas de ganado autóctono en peligro de extinción (como las ovejas carranzanas y los caballos losinos) y se han abierto más de 4 kilómetros de cortafuegos, medidas ambas muy importantes para la lucha contra los incendios.

En cuanto al hábitat fluvial, se ha monitorizado a cinco truchas y se ha hecho el seguimiento de salmones, lo cual ha servido para evaluar la eficacia de las escalas instaladas en las primeras fases del proyecto, comprobándose que necesitan ser limpiadas recurrentemente de ramas y deshechos para evitar la obstrucción de las presas en LIérganes y para que las especies que habitan el río (como salmones y truchas) puedan remontarlo cómodamente, según asegura la entidad. 

Finalmente, el hábitat de estuario y sistema dunar ha sido restaurado gracias a la eliminación de especies invasoras como el plumero y la chilca y la recuperación del brezal costero en la isla de Santa Marina. 

En el marco del proyecto también se han realizado acciones de divulgación para dar a conocer la iniciativa. Asimismo, se ha impulsado la implicación de la población mediante visitas guiadas al museo Fluviarium, charlas y actividades de voluntariado.

Entidad beneficiaria

Recursos del proyecto