fundación Biodiversidad

Imagen Prensa

Día Mundial de las Aves: indicadores clave de la salud del planeta

Sábado, 2 Octubre, 2021
Imagen de un grupo de cormoranes moñudos

Un año más, celebramos durante este primer fin de semana de octubre el Día Mundial de las Aves, una fecha que pretende subrayar la importancia de estas especies de gran valor ecológico, que actúan como excelentes indicadores para evaluar la salud del planeta y de la conservación de la biodiversidad y que nos permiten conocer los cambios que se producen ante situaciones como el cambio climático.

Desde la primera evaluación integral en 1988, el análisis de la Lista Roja de la UICN muestra que ha habido un constante y continuo deterioro en el estado de las aves del mundo. Este análisis indica que las especies altamente amenazadas continúan extinguiéndose, mientras que las especies anteriormente comunes y generalizadas se encuentran en una situación de fuerte declive. Además, según el índice de la Lista Roja de aves entre 1988 y 2008 se produjo un deterioro a lo largo de esos 20 años, ya que 225 especies de aves pasaron a una categoría superior de amenaza debido a auténticos cambios en su estado de conservación, frente a solo las 32 especies que fueron retiradas de la lista.

La Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) afirma que en la actualidad un 40 % de las especies de aves en todo el mundo (3.967) tendrían tendencias de población en declive, en comparación con un 44 % que son especies en situación estable (4.393). Además, a nivel mundial un 7 % de las aves estarían aumentado (653) y un 8 % se encontrarían en una situación con tendencias desconocidas (823).

A nivel nacional, según datos recogidos en el programa de Seguimiento y estudio de las aves comunes en primavera (Sacre) de SEO/BirdLife, el 37 % de las especies de aves comunes en España se encuentran en situación desfavorable. Este estudio ha permitido consolidar información inédita hasta el momento sobre las poblaciones de aves comunes en primavera aportando datos sobre aquellas especies de las que hasta el momento no se conocía la evolución de su población, siendo este el único factor clave para establecer su estado de conservación. Entre las especies que se encuentran en una situación de conservación desfavorable se recogen algunas tan conocidas como la perdiz o la golondrina común.

La publicación de la primera entrega del Sexto Informe de Evaluación del IPCC ya adelantaba además nuevas evidencias sobre el origen antropocéntrico del calentamiento global y la necesidad de tomar acción ante la proyección de la subida de la temperatura de la superficie superior a los 1,5 º C o incluso a los 2 º C. Esta perspectiva supondría una amenaza para este grupo faunístico, ya que podría afectar por ejemplo en aspectos como el comportamiento, la distribución geográfica o incluso en el riesgo de extinción.

Teniendo en cuenta este contexto, desde la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico trabajamos en diferentes proyectos. El desarrollo de estas iniciativas permite impulsar distintas actuaciones que posibilitan mejorar el estado de conservación y protección de las especies de aves en nuestro país.  

De esta forma, en el marco del Programa Pleamar, cofinanciado por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca,  la Universidad de Girona está desarrollando el proyecto DESMARES II, una iniciativa que busca tender puentes con el sector pesquero en el Mediterráneo occidental, recogiendo las inquietudes y generando sinergias para conseguir un beneficio mutuo: reducir las capturas accidentales y disminuir los problemas que genera la fauna marina en las jornadas de pesca. El proyecto se centra especialmente en la conservación del cormorán moñudo, especie actualmente catalogada como vulnerable y biodindicadora del stock pesquero.

En la actualidad, las dos subespecies de escribano palustre nidificantes en nuestro territorio se encuentran catalogadas como En Peligro de Extinción en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Por ello, SEO/BirdLife desarrolla un proyecto para mejorar el conocimiento y la conservación del escribano palustre en España. La iniciativa permitirá disponer de todo el conocimiento disponible sobre la especie con el objetico de mejorar sus capacidades de gestión a nivel estatal y autonómico, así como adecuar e incorporar nuevos criterios de gestión de las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de la Red Natura 2000 en los grandes humedales en los que esta especie se encuentra presente.

Por último, Brinzal ejecuta un estudio para la conservación de rapaces nocturnas con tendencias poblacionales regresivas como la lechuza común y el mochuelo europeo. La iniciativa tiene el objetivo de optimizar los esfuerzos dedicados a la conservación de estas especies a través del conocimiento de los factores implicados en su declive, relacionando parámetros fisiológicos y reproductivos de parejas de ambas especies con los hábitats ocupados. El estudio permitirá obtener un modelo predictivo que posibilitará aumentar la probabilidad de supervivencia y clasificar las áreas como óptimas, subóptimas o desfavorables para cada especie.

Una orca saliendo a respirar. Crédito: CEMMA.

El MITECO pone en marcha un estudio sobre la interacción de orcas con embarcacio ...

22 de Octubre 2021

Dentro de las acciones del proyecto LIFE INTEMARES, que coordinamos a través de la Fundación Biodive ...

Paisaje de bosque y agua

Nuevas narrativas de adaptación al cambio climático en el marco del proyecto LIF ...

21 de Octubre 2021

El proyecto LIFE SHARA publica 15 nuevas iniciativas de adaptación al cambio climátic ...