fundación Biodiversidad

Imagen Prensa

Proyectos emprendedores que intentan devolver la vida al mar

Martes, 30 Julio, 2019
proyectos emprendedores que protegen el oceano

Cada año entran en los océanos entre seis y ocho millones de toneladas de basuras marinas, según el último informe de Ecologistas en Acción “Basuras marinas, plásticos y microplásticos”. De estas toneladas, los plásticos representan más del 80 %. Este grave problema de contaminación y la amenaza que suponen para las especies que habitan los océanos ha sido el punto de partida de una serie de proyectos emprendedores que, a través de la creatividad, el I+D+i y una fuerte voluntad por cambiar el modo de hacer las cosas están siendo ejemplos de cómo devolver la vida al mar desde la economía verde.

De acuerdo con estudios recientes, más de 690 especies han tenido alguna interacción con las basuras marinas. Los animales se enredan en ellas y confunden los fragmentos más pequeños con comida, lo que puede provocar su intoxicación y acabar con su vida.

Además, los desechos marinos provocan pérdidas económicas en los sectores dependientes del mar y en la producción en general.

En este contexto, diversos emprendedores de nuestra Red emprendeverde intentan ayudar con sus proyectos a paliar esta situación y han visto en la limpieza de los océanos un nicho de negocio.

Uno de los ejemplos más conocidos es el de Ecoalf, pionera en el desarrollo de una moda sostenible orientada a la economía circular que recoge residuos marinos del fondo del mar, los trata y los convierte en hilo para fabricar ropa y accesorios. Ecoalf trabaja con 3.000 pescadores de 40 puertos recogiendo y transformando 250 toneladas de residuos marinos al año y reciclando casi el 80% de los materiales que salen del mar.

En el mundo del textil y la moda sostenible también encontramos a The Running Republic, una firma de ropa deportiva que elabora sus prendas a partir de tejidos reciclados procedentes de botellas de plástico y basura plástica de los Océanos. En su caso, el 84 % es la media de materia reciclada presente en sus tejidos y aseguran que con 1 kilo de material reciclado es suficiente para producir unas tres camisetas, lo que significa un kilo menos de basura plástica en los Océanos y 5 kilos menos de CO2 en la atmósfera durante el proceso productivo.

Sin duda, la moda es uno de los sectores en los que se están reflejando más oportunidades relacionadas con la limpieza de los Océanos como es el caso de la marca de bañadores Now-Then, que crea colecciones de eco-lujo hechas de manera responsable y limitada. Investigan en los tejidos más sostenibles y son una marca asociada al proyecto ECONYL, reciclan basura rescatada del mar para darles una segunda vida en forma de tejido. Cada bañador que producen reciclan 300 gr. De basura marina y sus tejidos y componentes son "detox", ya que poseen la certificación Oekotex100 que garantiza que están libres de tóxicos y sustancias nocivas para la salud.

Mediante la fabricación de gafas de sol a partir de materiales reciclables recuperados de los océanos, Sea2see pretende aportar su grano de arena al «reciclaje del océano». Cuentan con contenedores de plástico en las playas españolas y tiene acuerdos en puertos con cofradías de pescadores para obtener su materia prima. Una vez recogido el material, se selecciona, se corta y se limpia y tras este proceso costoso, se envía a Italia para su fabricación.

Andrew Turton y Pete Ceglinksi son los padres de Seabin Project, una iniciativa para instalar  papeleras (seabins) de recogida para  los residuos que flotan en el agua del mar. Las seabins funcionan como puntos de un sistema automatizado de recogida de la basura flotante.

Las redes de pesca en desuso y chatarra de aluminio son la materia prima de esta funda de móvil 100 % reciclada que se comercializa bajo el nombre de Popsicase. Las redes se clasifican, se lavan, se trocean y se funden en un laborioso proceso de transformación. El resultado es un palet de plástico 100 % reciclado que Popsicase usa para la fabricación.

El reciclado de velas de barcos en accesorios es el punto de partida de The Sail Doctor, donde se elaboran bolsos y complementos que dan una segunda vida a la vieja vela.  Esta misma materia prima es la que utiliza la empresa Dvelas para llevar a cabo su mobiliario de diseño. Velas con una historia transformada en sillones, pufs, sillas, mesas y colgadores en ediciones limitadas, etiquetados con los datos de origen y fabricados artesanalmente en España.

En el sector del mobiliario se mueve también Aiba Studio, lámparas hechas a partir de boyas defectuosas o inservibles, ya sea por fallos en la fabricación o por el deterioro causado por el uso.

Todos ellos, contribuyen cada uno a su modo a disminuir la contaminación marina con su emprendimiento y de que otro modo de hacer las cosas es posible.

¿Quieres conocer más sobre nuestra Red emprendeverde?

La Red emprendeverde cuenta ya con cerca de 9.000 miembros y se trata de la primera plataforma en España especializada en el negocio verde dirigida a emprendedores e inversores. A través de su página web www.redemprendeverde.es puedes conocer todos los servicios gratuitos que ofrecen. La Red es una plataforma muy activa en Redes Sociales, hasta el punto de que cuenta con cerca de 100.000 seguidores en todos sus perfiles. Puedes seguir su twitter @emprendeverde para estar al día de sus principales iniciativas.

 

reservas marinas

Las reservas marinas: observatorios del cambio global en los mares

23 de Agosto 2019

En el marco del proyecto LIFE SHARA, cuyo objetivo es impulsar la adaptación al cambio climático, he ...

II Destino empleo verde.png

Lanzamos la segunda edición de Destino Empleo Verde

19 de Agosto 2019

Ponemos en marcha una nueva actuación dirigida a personas desempleadas para ayudarlas a encontrar tr ...