fundación Biodiversidad

Imagen Prensa

Más de 700 organizaciones y miles de personas, implicadas en la conservación del océano a través del proyecto LIFE IP INTEMARES

Notas de prensa FB
Día Mundial de los Océanos

Más de 700 organizaciones y miles de personas, implicadas en la conservación del océano a través del proyecto LIFE IP INTEMARES

  • Para lograr una gestión eficaz de los espacios marinos protegidos se han iniciado procesos participativos en todas las demarcaciones marinas 
  • Centenares de voluntarios participan estos días en la limpieza de playas en el marco del Programa de Voluntariado Ambiental. Mañana se concentran en la playa de Tirant, en Menorca
  • Siguen los avances en investigación oceanográfica: Una nueva campaña explorará a finales de junio el cañón de Cap Bretón para su posible declaración como espacio de la Red Natura 2000
Sábado, 8 Junio, 2019

Más de 700 organizaciones y miles de personas se han sumado ya al proyecto LIFE IP INTEMARES, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, con el objetivo de lograr entre todos una gestión eficaz de los espacios marinos protegidos.

 

La integración de agentes sociales vertebra la batería de acciones que están llevando a cabo en las áreas marinas de la mayor red de espacios protegidos del mundo, la Red Natura 2000. En concreto, se han iniciado más de una decena de procesos participativos para involucrar de forma activa a los sectores socioeconómicos y la ciudadanía en la elaboración de planes de gestión que permitan compatibilizar los usos y actividades con la conservación de los valores naturales en los espacios marinos protegidos.

 

Un ejemplo de ello son los talleres participativos que desde mayo se celebran en las islas Canarias para actualizar los planes de gestión de 24 Zonas Especiales de Conservación (ZEC) marinas. Esta fase concluirá con talleres en Lanzarote y Fuerteventura a finales de junio y en Gran Canaria a principios de julio.

 

En esta línea, también se han dado los primeros pasos para la elaboración de los planes de gestión del Área Marina Protegida de El Cachucho y de 12 espacios de la Red Natura 2000 competencia de la Administración General del Estado frente a las costas del Levante, así como de las 46 Zonas de Especial Protección para la Aves (ZEPA) repartidas por todas las demarcaciones.

También se han llevado a cabo procesos participativos para la elaboración del futuro plan director de la Red de Áreas Marinas Protegidas de España (RAMPE), así como de las estrategias de capacitación y gobernanza, que establecerán los mecanismos para avanzar hacia modelos más integradores y participativos en la gestión de los espacios marinos protegidos. Poner en valor la conservación de nuestros mares y la importancia de la participación ciudadana constituye uno de los objetivos del Programa de Voluntariado Ambiental, en el que se han  involucrado ya más de 3.600 voluntarios en todas las demarcaciones marinas. Mañana día 9 de junio la entidad GOB Mallorca organiza una actividad de retirada de residuos de la playa de Tirant en Menorca, en el marco del LIFE IP INTEMARES.

EXPLORANDO LAS PROFUNDIDADES

Además de la participación social, la ciencia es un pilar fundamental para lograr una gestión eficaz de las áreas marinas protegidas y se sigue avanzando en la investigación oceanográfica. Una nueva campaña surcará nuestros mares a finales de junio. El buque Ramón Margalef zarpará de Santander para investigar las profundidades del cañón de Cap Bretón, en el mar Cantábrico, con el objetivo de mejorar el conocimiento de esta zona y obtener una base científica sólida que permita la declaración de este espacio protegido.

 

Con un 12% de sus aguas protegidas, España se sitúa a la cabeza en Europa en conservación marina y Cap Bretón es uno de los nuevos espacios que se quieren declarar para ampliar la red de espacios protegidos. En la lista también se encuentran los fondos marinos del sur de Mallorca y los de Cabo Tiñoso en Murcia, en los que se han llevado a cabo campañas oceanográficas para su posible futura declaración, entre otros espacios. Durante los últimos meses también se han llevado a cabo campañas oceanográficas para evaluar los efectos de la pesca en la Red Natura 2000 marina, en concreto en el Canal de Menorca, Cañón de Avilés y Banco de la Concepción al norte de Lanzarote.

 

CONSERVACIÓN DE ESPECIES

España cuenta con 10.300 especies en sus aguas marinas, lo que supone el 5% del total en el mundo. Algunas de ellas están amenazadas y requieren una especial protección. En el caso de las tortugas marinas, y en concreto de la tortuga boba, se ha constatado en los últimos años un aumento de anidaciones en nuestras playas durante los meses de verano.

 

Para garantizar su protección y reforzar la coordinación entre todos los agentes implicados, se está ultimando un protocolo de actuación de referencia a nivel nacional. También se han dado los primeros pasos en la elaboración del plan de conservación de la marsopa, el cetáceo más pequeño del Atlántico norte. Asimismo, se ha declarado un extenso corredor de migración de cetáceos en el Mediterráneo de vital importancia para la supervivencia de muchas especies.

 

Aves marinas amenazadas como la pardela balear, chica y pichoneta también cuentan con medidas de protección a través las acciones impulsadas en el LIFE INTEMARES. Además, se ha iniciado la actualización de la estrategia de conservación de la lapa ferrugínea y se están llevando a cabo actuaciones para la mejora del estado de conservación de la nacra, en situación crítica. La conservación marina también se apoya con la integración de otros fondos, a través de los cuales se financian acciones y medidas complementarias alineadas con los objetivos del LIFE IP INTEMARES. Ya son 128 proyectos vinculados al LIFE INTEMARES que cuentan con el apoyo del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), Fondo Social Europeo (FSE) y propios de la Fundación Biodiversidad, entre otros.

 

LIFE IP INTEMARES

El proyecto LIFE IP INTEMARES tiene como objetivo conseguir una red de espacios marinos de la Red Natura 2000 gestionada de manera eficaz e integrada, con la participación activa de los sectores implicados y la investigación como herramientas básicas para la toma de decisiones. La Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica coordina el proyecto. Participan como socios la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del mismo ministerio, el Instituto Español de Oceanografía, la Confederación Española de Pesca, SEO/BirdLife y WWF-España.